in

Cártel Jalisco surte a narcomenudistas en 9 alcaldías de la CDMX

Frente a la dispersión de La Unión Tepito, el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) se ha transformado, así como conjuntos delictivos de Michoacán y Sinaloa, en uno de los primordiales suministradores de drogas a células de narcomenudistas de la Ciudad de México.

“El Cártel Jalisco Nueva Generación, hoy en día para la Urbe de México, está distribuyendo drogas a conjuntos que son muy locales, el tema de La Unión Tepito, que está muy desperdigado, le ha tolerado llegar a colonias de las alcaldías que están tomando el control”, conforme reportes federales.

Surte drogas en colonias de las alcaldías Gustavo A. Madero, Cuauhtémoc, Tlalpan, Xochimilco, Milpa Alta, Tláhuac, Benito Juárez, Miguel Noble y Cuajimalpa, donde robusteció su presencia en los últimos tiempos.

Uno de los informes consultados refiere que la organización delincuente encabezada por el mafioso michoacano, Nemesio Oseguera Cervantes El Mencho, ha intentado tomar el control de las actividades ilegales en la capital de 2 formas: en la parte operativa y de distribución de estupefacientes.

También leeLa Unión Tepito y el CJNG, en pelea por la Cuauhtémoc

“Han sido múltiples intentos y no solo en la parte operativa, sino más bien en la distribución”. No obstante, se resalta en el reporte, no ha conseguido hacerse del dominio como único conjunto, debido a la atrapa de ciertos de sus operadores y aliados por autoridades federales y capitalinas.

“En la Urbe de México no tienen un conjunto antagónico, no es como en otros estados donde a fin de que el Cártel Jalisco Nueva Generación ingrese, debe enfrentarse, sino acá lo que les impide el ingreso tal como, ha sido la propia autoridad”, apunta.

Por medio de La Anti-Unión Tepito, el Cártel Jalisco Nueva Generación ingresó a la capital para la venta y distribución de drogas, secuestro y extorsión, mas los líderes de ese conjunto, Jorge Flores Conchas, El Tortas, y Jorge Miguel Rodríguez Muñoz, El Cabezas”, fueron detenidos.

Flores Conchas, condenado por un juez federal a 8 años de cárcel, recibió apoyo del Cártel Jalisco Nueva Generación, que le dio recursos económicos, armas, droga, automóviles, sicarios y entrenamiento con el propósito de ampliar su zona de operación en la capital y en los ayuntamientos de Toluca, Ecatepec, Tlalnepantla, Naucalpan, Atizapán de Zaragoza y Cuautitlán Izcalli, en el Estado de México.

09sep2020-presencia.gif

Conforme autoridades federales, fortalecía sus células operativas en la Ciudad de México con la finalidad de tomar el control de conjuntos antagónicos y con disidentes de La Unión Tepito, recababa información para situar y atentar contra los líderes de esa desgastada unión.

También lee: En la CDMX ya no hay cárteles, solo células: Harfuch

Entonces, las autoridades capitalinas atraparon a Carlos Fernando Huerta, El Viejón, quien deseó establecerse en la Urbe de México para el CJNG, y es señalado de regular a los sicarios que mataron a 2 ciudadanos de origen israelí en Plaza Artz, en dos mil diecinueve.

La Fiscalía General de Justicia de la capital desactivó en el mes de abril del año en curso una célula del CJNG, encabezada por María del Carmen Albarrán García, Doña Ceci, que vendía drogas en las alcaldías Gustavo A. Madero, Venustiano Carranza y Azcapotzalco.

EL UNIVERSAL publicó el miércoles que en 3 años, el CJNG penetró el centro del país, con células operativas o bien coaliciones con conjuntos locales, llegando a los estados de Guerrero, Morelos, Estado de México, Urbe de México y más tarde a Puebla, Noble y Querétaro.

En dos mil diez nació la organización delincuente encabezada por el mafioso michoacano, Nemesio Oseguera Cervantes, El Mencho, y 5 años después, en dos mil quince, salió por vez primera de Jalisco con el propósito de expandirse por el país para el control del tráfico de drogas, secuestro y extorsión, entre otros muchos delitos.

También leeEmpresarios acusan que tres conjuntos delincuentes avizoran zona oriente del Centro

Conforme con autoridades federales, el Cártel Jalisco Nueva Generación recluta a jóvenes de diferentes entidades y los manda a Puerto Vallarta, Jalisco, para después subirlos a la sierra donde reciben entrenamiento de exmilitares de Colombia y exintegrantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), a fin de efectuar operaciones muy específicas como asesinatos o bien la toma de territorios que procuran supervisar, actividades encomendadas por sus jefes.

Su desarrollo en la zona centro facilitó su entrada a la capital del país, con el envío de pequeñas células anteriormente entrenadas en Puerto Vallarta, Jalisco, lugar desde donde se regulan muchas de las operaciones del Cártel Jalisco Nueva Generación, considerado una de las organizaciones más violentas.

“En la Urbe de México no tienen un conjunto antagónico, no es como en otros estados donde a fin de que el Cártel Jalisco ingrese, debe enfrentarse, sino acá lo que les impide, el ingreso tal como, ha sido la propia autoridad”, conforme la policía.

Fuente: El Universal

Covid exige adaptarnos: UNAM

AMLO busca centralizar el poder; atenta al federalismo: Diego Sinhue