in

En crisis, la libertad de expresión: expertos

México encara una grave crisis de libertad de expresión que preocupa no solo por los efectos que puede tener para la democracia, sino más bien pues es parte integrante de una tendencia al autoritarismo, la polarización y a desgastar las instituciones del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Los medios son, al tiempo, actores clave para continuar hablando de todo cuanto ocurre en el país y de las elecciones de dos mil veintiuno, que pueden mudar el rumbo.

Mariclaire Acosta, exdirectora de Freedom House México; Héctor Aguilar Camín, directivo de la gaceta Vínculos, y Jorge Castañeda, excanciller, escritor y articulista, coincidieron en estos temas a lo largo de su participación en el webcast Libertad de expresión y la prensa bajo la administración de AMLO, organizado por el Wilson Center y moderado por Azam Ahmed, corresponsal del diario The New York Times para México y América Central.

Duncan Wood, directivo del Instituto México en el Wilson Center, aclaró que se procuró al gobierno mexicano a fin de que participara, sin lograr el éxito.

La situación de la prensa no solo no ha mejorado sino ha empeorado en la presente administración, apuntó Acosta.

Cuestionados sobre la diferencia entre el gobierno de López Obrador y sus precursores, coincidieron en que aunque las presiones a los medios no son algo nuevo, a pesar de percibir considerablemente más ataques de una parte de la prensa, las administraciones de Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón no respondieron como lo hace la presente.

“La actitud del gobierno y del Presidente es de contener, atemorizar, reducir, enmudecer o bien modular la opinión crítica que su gobierno está recibiendo”, afirmó Aguilar Camín.

“Ese es el contexto en que se da la relación de la prensa en México con el Presidente, quien claramente, todos y cada uno de los días, estigmatiza, critica, descalifica, insulta a la prensa que cuestiona a su gobierno, como una prensa corrupta, conservadora, que está al servicio de los peores intereses del país”, especificó.

Puso como un ejemplo el caso de Nexos: “Es la primera sanción. Todo lo demás es una ofensiva política que no llega a la prosecución judicial”. La diferencia entre López Obrador y precedentes presidentes, opinó, es que el presente Líder “no tiene esa tolerancia a la crítica”. Castañeda recordó sus enfrentamientos con Calderón, y afirmó que “nunca, en sus 6 años, a pesar del mutuo y recíproco disconformodidad, tuve ninguna presión del gobierno a fin de que detuviese mis publicaciones o bien afirmara algo diferente”.

Especificó que López Obrador “estigmatiza individuos y sus publicaciones. Vínculos es un caso icónico, mas lo ha hecho con Reforma, atacó al Financial Times por un editorial” en el que apuntó que López Obrador se enfila a ser la nueva figura del autoritarismo en Latinoamérica.

Fuente: El Universal

Salma Hayek y la verdad detrás del escote que impactó a Karl Lagerfeld en la tv alemana: “Perdí una apuesta”

Mixquic no tendrá celebración de Día de Muertos por primera vez debido a COVID-19