in

Operativo contra Patrón Sánchez “El H2”, el más importante, según fuentes federales

El operativo en el que elementos de la Marina abatieron a Juan Francisco Patrón Sánchez, El H2, en el mes de febrero de dos mil diecisiete, es el más esencial que se ha efectuado en Nayarit, conforme fuentes federales.

A lo largo de la administración del priista Roberto Sandoval Castañeda (dos mil once-dos mil diecisiete), quien nombró como secretario de Seguridad Pública y después fiscal estatal a Édgar Veytia, preso en USA, el conjunto delincuente del H2 medró produciendo violencia por el control del trasiego de droga, secuestro y extorsión.

La entidad, atrayente para la siembra de amapola, se transformó en una zona de operaciones para células del H2 y del Cártel de Sinaloa, sin que la presencia policial los afectase.

El H2 controlaba el trasiego de drogas en múltiples ayuntamientos de Nayarit y sur de Sinaloa. Tenía marcada presencia en los ayuntamientos nayaritas de Acaponeta, Tepic, Compostela, Santiago Ixcuintla y Xalisco, con protección de autoridades locales y federales.

Tras la atrapa de Héctor Beltrán Leyva, El H, en dos mil catorce, en San Miguel de Allende, Guanajuato, dicho narcotraficante aceptó, de forma conjunta con Alfredo Beltrán Guzmán, El Mochomito, las bridas de la violenta organización delincuente, que consiguió expandir sus dominios a Guerrero, Morelos, Urbe de México y Jalisco.

Conforme con funcionarios del gabinete de seguridad, Patrón Sánchez consiguió edificar una estructura de operación, eminentemente en Nayarit y sur de Sinaloa, con ayuda gubernativo.

Y es que tenía controlados a servidores públicos de la zona y a policías municipales y estatales. De perfil bajo, estuvo muy relacionado con Isidro Balancee, El Chapo Isidro, asociado de Joaquín El Chapo Guzmán, hasta el momento en que tomó partido por los hermanos Beltrán Leyva, cuando estos rompieron su coalición con el Cártel de Sinaloa.

Las autoridades federales de la precedente administración dieron por descabezada la estructura de los Beltrán Leyva, con el abatimiento de Daniel Isaac Silva Gárate, El H9, quien había asumido el mando.

No obstante, la Fiscalía General de la República (FGR) atrapó el año pasado a Jesús Ricardo Patrón Sánchez, El H3, requerido por una Corte federal de la ciudad de Nueva York por delitos de tráfico de drogas.

Se le identifica como hermano de El H2, exjefe de los Beltrán Leyva en Nayarit, abatido por la Marina-Armada en la capital nayarita, en dos mil diecisiete.

Los dos sujetos consiguieron tener una estructura bastante extensa con el apoyo gubernativo local, tenían controlado a funcionarios públicos de Nayarit y a policías.

Hace unos meses, el comandante de la trece Zona Militar, con sede en Tepic, Pedro Escalera Cobián, apuntó que en Nayarit operan los cárteles Jalisco Nueva Generación y de Sinaloa. Aseguró que en la Zona Militar han efectuado acciones consiguiendo resultados “como jamás se había visto” con el cateo de droga y detenciones.

Fuente: El Universal

“Hola, pequeña”: jueza otorga amparo a niña para que hospital le entregue medicamentos que necesita

Localizan en la alcaldía Cuauhtémoc máquinas de hemodiálisis que habían sido robadas