in

“Quiero vivir más, por eso me vacuno”

A sus cien años, Santa Ana Osuna llegó al Centro de Salud T-III, situado en San Simón Ticumac, en la colonia Portales, a fin de que le aplicasen la vacuna contra la influenza.

“Quiero vivir más años, de ahí que me vacuno”, comenta mientras que su hija dirige la silla de ruedas cara la salida.

Debido a su edad, Anita, como le afirman de cariño, no debió formarse en las largas filas en torno a la clínica, puesto que en menos de 5 minutos personal de salud la vacunó, igual que a su hija, de sesenta y dos años.

“Es esencial vacunarse [contra la influenza], más ahora con el coronavirus. Si podemos resguardarnos contra esta enfermedad, puesto que hay que hacerlo.

“Traigo a mi mamá por el hecho de que la amo, por el hecho de que es nuestra forma de cuidarla y de sostener la esperanza de que viva muchos años más”, afirma Martha, su hija.

Detalles del proceso
 

Para las personas que no eran adultos mayores, pequeños menores de 9 años, mujeres embarazadas o bien personas con algún género de discapacidad, la espera es de entre quince y cuarenta y cinco minutos.

En el caso de no llevar cartilla de vacunación o bien carné de la clínica familiar, la enfermera a la entrada del hospital entrega un papel en el que señala la data, el nombre del paciente y la vacuna que se aplicó.

Fernando Castillo, directivo de esta unidad médica, festeja que la población se acerque para percibir la inmunización contra la influenza, con lo que solicita a los mexicanos no bajar la guarda y respetar las medidas de higiene y sana distancia, no solo por el Covid-diecinueve, sino más bien por esta afección respiratoria, para la que asimismo, mienta el especialista, es preciso tomar acciones, como estornudo de etiqueta y lavar las manos frecuentemente.

“Es satisfactorio ver que la gente está interesada en percibir la inyección, hemos tenido mucha afluencia equiparada con otras campañas [de vacunación].

“Además, recordamos a la población que las medidas de higiene y sana distancia no sirven solo para prevenir coronavirus, sino más bien para esta enfermedad de tipo respiratorio”, asegura.

a9-foco_117650618.jpg
En un hospital, enfermeras que aplicaron la vacuna instaron a la población a proseguir con las medidas sanitarias precisas.

 

Elena, de setenta y cuatro años, llegó al hospital, situado en la alcaldía de Benito Juárez, acompañada de su hija y nietos. Se formaron, mas les notificaron que la señora tenía prioridad.

“Pensamos que sería más tardado, mas no. Si bien el tiempo es lo de menos, [ya que] lo esencial es vacunarse. A mi mamá la pasaron veloz y a mí asimismo, solo mis hijos se quedaron en la fila por el hecho de que tienen dieciseis y diecinueve años.

“Todos debemos cuidarnos, más ahora con el coronavirus. Si ya existe esta vacuna [contra la influenza], hay que fortalecer la prevención”, cuenta Claudia, hija de Elena.

Apoyada en una andadera, la mujer de setenta y cuatro años asevera que las vacunas son un mecanismo de protección contra enfermedades que, si bien se consideran de bajo peligro, asimismo pueden ocasionar la muerte: “Las vacunas asisten para no enfermar. Uno considera que la influenza o bien el sarampión, no son graves, mas de niña yo tuve familiares que murieron de estas enfermedades.

“Por eso les puse sus vacunas a mis hijos, era mi responsabilidad, ahora me cuidan y me traen siempre y cuando hay influenza”, narra Elena.

Sube asistencia
 

Ivonne es enfermera en esta clínica y asegura que si bien de año en año la gente llega para aplicarse la vacuna contra la influenza, en esta temporada invernal percibe un evidente incremento.

“Apenas arrancó la campaña y ya hay filas largas. En años precedentes la gente sí vino a vacunarse, mas no llegaban desde octubre.

“Había más gente en el mes de noviembre o bien diciembre, cuando ya sienten que es invierno, mas da gusto que ahora vengan desde el momento en que comenzamos a vacunar”, expresa la enfermera.

En la fila, Carlos, de cuarenta y dos años, espera lograr una vacuna. “Trabajo en el mercado Portales, vivo en el Estado de México. Me afirman que sí me la pueden poner, ahora solo espero lograr por el hecho de que ya llegué tarde. Hasta eso, [la fila] está avanzando rápido”.

Estefani Siles, doctora de la clínica, invita a los mexicanos a no opinar en los mitos que hay en torno a la vacuna, pues, afirma, no son determinados.

Existe evidencia a nivel científico de que previene la enfermedad o bien, en el caso de contraerla, reduce el peligro de dificultades y muerte, asegura.

“Hay muchas patrañas. Se extendió información de que si te pones la vacuna, te enfermarás, o bien que causa otros sufrimientos como autismo.

“Es patraña, de ahí que solicitamos a la gente no opinar en estos mitos y mucho menos propagarlos.

“La vacunación salva vidas y en esta temporada invernal los invitamos a que vengan y se apliquen [la vacuna contra la influenza]”, externó Estefani Siles.

Fuente: El Universal

“Un personaje lamentable y asqueroso”: Daniel Bisogno respondió a Lord Molécula sobre su queja de discriminación

México acumula 753 mil casos de COVID-19 y 78,492 muertes hasta este viernes